Ignacio Acosta Sorge asesor contra fraudes inmobiliarios y CEO de Alianza Inmobiliaria Internacional alerta sobre las estafas que más se presentan a través de correos electrónicos como el conocido phishing, los links contenidos en correos spam, ofertas de empleos, premios, negocios; todo a través de la recepción de un email de origen dudoso e inesperado. En este sentido conviene estar muy alerta y rechazar de plano cualquier contenido que genere sospechas, y para ello es necesario conocer las formas de estafas que más comúnmente se presentan en la web.

Los correos electrónicos constituyen una de las herramientas comunicacionales más utilizadas mundialmente. Las nuevas tecnologías en dispositivos de telefonía móvil, tablets, televisores y por supuesto los ordenadores, amplían y facilitan el acceso de los usuarios a su bandeja de información personal que representa su cuenta email.

Precisamente por el hecho de la ingente cantidad de personas que en todo el mundo utilizan los correos electrónicos para compartir información y establecer relaciones de tipo personal, de negocios o académica, esta herramienta es una de las favoritas de los delincuentes virtuales, los cuales tienen al alcance a un inmenso número de potenciales víctimas. En este sentido, Alianza Inmobiliaria Internacional ofrece los 5 ataques que con más frecuencia se distribuyen vía email, a saber:

1.El phishing

En un principio los estafadores realizaban sus engaños mediante la suplantación de identidad virtual de organizaciones financieras, bancarias, comerciales, empresas de consultoría, inmobiliarias, entre otras; sin embargo, esta forma tradicional si bien aún se mantiene y perfecciona, muchos de estos ataques se realizan en la actualidad a través de la suplantación de sitios web de esparcimiento no necesariamente con fines de trabajo como lo son las redes sociales Linkeding, Facebook, Twitter, o portales web de anuncios clasificados como Amazon, incluso juegos.

El objetivo se mantiene invariable, y no es otro que la obtención por medio de engaño de los datos personales y/o financieros de las víctimas, esto les permite a los delincuentes acceder a sus cuentas y sustraer dinero, o la manipulación de las cuentas en correos electrónicos o redes sociales. En todo caso esta información también sirve para comerciar toda vez que existen personas que compran los datos obtenidos por los phishers en el mercado negro.

2.“Haga clic aquí”

Es posible que se esté más precavido en cuanto a no abrir archivos adjuntos a correos desconocidos, es ya de manejo público la amenaza que esto representa. Sin embargo, muchas veces los emails desconocidos no traen archivos adjuntos sino que invitan al internauta a ingresar a sus sitios web mediante un rápido clic en un link a través de una oferta engañosamente atractiva utilizando, generalmente la suplantación de alguna entidad reconocida (phishing). El usuario es redireccionado a un portal contentivo de virus dañinos o donde se gesta el intento de estafa. Esta modalidad cobra una cantidad alarmante de víctimas, por lo que es muy importante ingresar los url de las entidades bancarias, empresariales o redes sociales, directamente en el buscador y no a través de links topados en un spam.

3.Spam en forma de oportunidad de oro

Hay algunos correos spam muy evidentes y fáciles de detectar, sin embargo, otros no lo son tanto y cuando se combinan con necesidades o coyunturas que se estén afrontando en ese preciso momento, se potencia el riesgo de caer víctima del timo. Puede darse el caso de que no estemos preparados para afrontar una falsa oferta del inmueble soñado a un precio ridículo, o el artículo tecnológico que tanto hemos querido, los útiles escolares de los niños, ropa, zapatos, prendas, joyas incluso coches; todo lo que la imaginación abarque. Es por ello que no pocas personas son redireccionadas a sitios web donde terminan extendiendo sus datos personales y bancarios, o peor, extendiendo depósitos o transferencias por un artículo que no existe.

4.Falsas ofertas de empleo

Estudios indican que el 25% de los fraudes cometidos por Internet corresponden a falsas ofertas de empleo, y un tajo importante en esta distribución lo llevan aquellos anuncios distribuidos vía email. Estas ofertas generalmente van relacionadas con un pago que la víctima debe hacer para cubrir trámites administrativos, o gastos de alojamiento cuando se promete un supuesto empleo en el extranjero.

Las ofertas por lo general son bastante atractivas, las cuales llevan reclamos como “el empleo de tu vida al instante”, “obtén grandes ganancias con poco esfuerzo ya”, “conviértete en un prestigioso ejecutivo desde la comodidad de tu casa”, etc. Muchas veces, una vez hecho el desembolso jamás se vuelve hacer contacto con los supuestos empleadores, otras veces sí se utilizan los servicios de la víctima y a la hora del pago de honorarios nadie responde. Son muy diversas las modalidades de fraudes laborales gestados a través del Internet y, en este caso, vía email.

5.Inversiones bursátiles

España no es un país donde su población tenga una marcada tradición en inversiones bursátiles como sí ocurre en Estados Unidos e Inglaterra, aquí los ciudadanos prefieren obtener beneficios en otros mercados, sin embargo, desde hace un par de años se han detectado un incremento de envíos de correos spam en español, ofreciendo invertir en determinados valores cuyo crecimiento bursátil es bastante vertiginoso ofreciendo el anuncio como una oportunidad única para ganar dinero rápido y en grandes cantidades.

En este sentido el fraude se presenta con arreglo a dos tipologías: aquellas relativas a correos spam de sitios fraudulentos, falsos servicios de operaciones bursátiles con el único objetivo de que la víctima desembolse una cantidad determinada de dinero o simplemente extraer sus datos confidenciales como una variedad más de phishing.

Por otro lado, se presentan timos de este tipo donde el servicio sí existe y el activo en el que se invierte también, sin embargo, el fraude radica en que al final la víctima no obtendrá ninguna ganancia como se le prometió, sino que todo consiste en una simple actividad especulativa para generar movimiento de un valor concreto en el mercado bursátil.

El empresario inmobiliario Ignacio Acosta Sorge CEO de IREA-AII y asesor expertos contra fraudes por Internet, asevera que si se aprende a reconocer los elementos característicos que constituyen estas estafas, será muy fácil evadir los riesgos que suponen los numerosos fraudes y timos que se gestan a diario vía email. Por otro lado, si se es víctima o testigo de la comisión de uno de estos delitos, lo más conveniente es notificarlo a las autoridades competentes y a los administradores del sitio web donde se originó el ataque.

RSS feed para comentar el articulo Inmobiliario. RSS 2.0 Puede comentar el articulo sobre Bienes Raices Trackback
Comente el articulo inmobiliario